martes, 29 de diciembre de 2009

El Despertar Cuántico - Diciembre 2009, n.130/ Por Gillian MacBeth-Louthan

El Despertar Cuántico
Diciembre 2009, n.130
Por Gillian MacBeth-Louthan


En este número:
*** Mi deseo de Navidad para ustedes
*** Nos sentamos al filo de la luz, esperando su llamado – Los Ángeles
*** Bendiciones de la Madre
*** La verdadera luz de las festividades
*** Habla la Luz de Cristo
*** Yo Soy la primera en darles a ustedes – Habla la Madre María

MI DESEO DE NAVIDAD PARA USTEDES
Por Gillian MacBeth-Louthan

Desde que era una niña pequeña, todos los años le pedía un deseo a la estrella de Navidad sabiendo íntimamente que ese deseo se haría realidad... Algunos años, me quedaba con el deseo, otras veces se lo regalaba a alguien que estuviera necesitado. Mi deseo de Navidad para todos ustedes es que se permitan el don y el lujo de ser humanos, vulnerables y de corazón tierno. Haber nacido en la Tierra es algo muy serio y no se debe tomar a la ligera. Ustedes son 99,9% de Luz en todo momento, en todas las encarnaciones en todas sus formas. La luz es su forma original. La condición humana es un lujo, una aventura para quienes son lo suficientemente valientes para probarla.


Al ver la Energía del Despertar Cuántico global, veo que sus corazones se expanden y contraen al unísono, veo una imagen del universo reflejada en sus pulsaciones y explosiones. Si tan sólo pudieran comprender verdaderamente la plenitud de esta película cinematográfica llamada vida se deleitarían en sus jardines y magnificencia. Aquí yace el secreto del universo en plena floración. Aquí se encuentra el tiempo en todas sus secuencias y secciones.

El gran rompecabezas interno trata de ver la imagen en la caja, aunque sólo sea para hacer más fácil la construcción de los ideales. Las piezas se mezclan y combinan como un turista daltónico de vacaciones. Las señales están retorcidas, los caminos se cortan, los puentes caen cuando intentan cruzar al otro lado de este conocimiento. Al terminar el año permanezcan en un lugar de conocimiento sin restricciones ni limitaciones. Un lugar de “ninguna expectativa”, mientras lo que es grande se abre camino hacia la superficie rompiendo la quietud de la laguna tranquila.

La vida ha estado girando y dando vueltas por ahí, como soldados de juguete sin una misión. Permitan que el origami de su alma se despliegue en su propio tiempo y verdad. El año los empuja y los incita para que se ciñan tan apretados que empiezan a fracturarse. Esta impronta y ritmo del tiempo no van a cesar ya que no es sólo estacional. Es importante que establezcan prioridades en su vida y no dejen que les den servidos el karma y las decisiones de los demás. ¿No se merecen la misma bondad que dan a los demás?

La palabra merecer (de-serve): ser digno, adecuado o apto para alguna recompensa, les pide que no sólo sirvan las necesidades de los demás, sino que se permitan lo que necesitan para completar lo que son. Van con el tanque vacío por el desierto y la estación de servicio está a 100 kilómetros de distancia. Den al Cristo niño en su interior. Dejen que la brillante estrella los guíe a casa para recordar en la plenitud de los tiempos, de qué se trata este viaje. Se les prometen los dones del espíritu de muchísimas formas a través de muchísimos textos sagrados y Sagrada Escritura. Ellos son las llaves que abren las cadenas que llevan como humanos.

Entre el 12:12 de 2009 y el 12:12 de 2010 se les otorgará un ciclo de tiempo que les permitirá completar lo que aún los mantiene como rehenes en pensamiento y acción. Por favor invoquen a la Luz para que les ayude a sanar las áreas que aún supuran y les duelen. Áreas de la familia o pesares o enojos o tristezas. Permítanme ayudarles a unirse en corazón y sueño con aquellos que aún anhelan ver. Permitan que el universo levante el velo entre los mundos de manera que puedan ver plenamente que aquellos a quienes aman todavía viven en espíritu, obra y Luz. Permitan que la Luz sane lo que se ha transmutado a través del tiempo en el ADN de su familia. Pidan ver en el corazón de otro y sanarse a ustedes mismos en ese reflejo.

Este es un tiempo de milagros caminando por toda la Tierra y tienen que verlo con sus propios ojos. Ninguna cantidad de zalamerías los llevará a creer completamente. Esta temporada de Luz esperen que un milagro o dos desplieguen sus alas para ustedes. ESPEREN que su familia sea sanada y perdonada de todos los pecados e injusticias del pasado. Esperen que su vida transcurra tranquila y abundante. Esperen la ayuda de todos los humanos a su alrededor, si así lo necesitan. ESPEREN que el bien venga a buscarlos; esperen ser el hijo predilecto de un Universo amoroso. Vean el tiempo entre ahora y el 12/12/2010 como una vía bien iluminada hacia una nueva tierra en el tiempo. Usen este don sabiamente promoviendo sus propios sueños en pensamiento y obra. Crean en ustedes mismos como creen en los demás y vean danzar la Magia de la Navidad a través de su vida. Dejen que se les concedan los deseos de su vida y dejen de mantenerlos a raya. Creen con su mayor potencial y luego estiren esa habilidad un poco más cada día. Ustedes nacieron para hacer cosas grandes, recuerden eso todos los días y actúen en consecuencia.

El 31 de Diciembre de 2009, tenemos un Eclipse Lunar de Luna Azul. Esta es la víspera de Año Nuevo más importante que se nos haya concedido en mucho tiempo. Se nos pide que nos “proyectemos” hacia los dos años próximos para ver lo que podamos ver. Sin importar cuánto crean en la profecía del tiempo y de la Tierra, aún así afectará su campo energético y sus elecciones.

Este Fin de Año 2009 creen una ‘PLANTILLA YO SOY’, una hoja de ruta energética para los próximos 2 años. Comanden las energías en una dirección que sirva al mayor bien en todos los niveles de su vida. Pídanle a la Luz/ Ángeles/ Dios que liberen lo que todavía les molesta y los irrita. Suelten la mezquindad entre ustedes y los demás, esa energía de la envidia que les chupa su luz. Suelten la ira que les drena su fuerza, dejando que apenas se mantenga viva. Suelten las expectativas que tienen de los demás, mientras ellos montan su propio caballo de distinto color.

La ‘PLANTILLA YO SOY’ consta de un círculo eterno. Primero, dibujen el círculo grande repitiendo las palabras YO VIVO EN UN LUGAR DE ABUNDANCIA. Segundo, dentro del círculo coloquen todo lo que planean crear en los próximos 2 años. TODOS SUS SUEÑOS, ASPIRACIONES, DESEOS, NECESIDADES, ASÍ COMO LO QUE QUIEREN PARA EL PLANETA. Afuera del Círculo escriban todo lo que están ELIGIENDO SOLTAR. Suelten todo lo que ya no sirve a su mayor bien. Sean específicos al soltar. Luego, en la víspera de Año Nuevo bendigan la ‘PLANTILLA YO SOY’ y luego quémenla, soltando sus cenizas como un rezo sagrado en el humo.

31 de Diciembre de 2009: Eclipse Parcial de Luna es numéricamente una vibración 7/11 (nro. 9)

¡Culminación cósmica y personal! Entrar en el próximo nivel de amor del corazón, del alma y el servicio a la evolución planetaria a través de sanarse a uno mismo. Caída libre desde la altura del nueve al próximo nivel de Luz. Entradas y salidas todas en el mismo aliento. A través del nueve llega un salto cuántico hacia dones desconocidos. ¿Están listos para ver y ser más de lo que son en este instante del tiempo? El nueve es el final de fotografía en la línea celestial de las elecciones múltiples. Si creen que ganaron, lo hicieron. El 31/12/2009 sus resoluciones de Año Nuevo serán más poderosas que una supernova. Su vibración sobrepasará el espacio y el tiempo y se posará a los pies de Dios. Cuidado con lo que piden porque se hará realidad.

NOS SENTAMOS AL FILO DE LA LUZ ESPERANDO SU LLAMADO
canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Soy de origen angelical, de forma angelical, y de ser angelical.

Muchos de ustedes se han extendido desde la Tierra hacia los reinos celestiales pidiendo ayuda, pidiendo asistencia, pidiendo milagros. Nunca antes las Huestes Celestiales y las Huestes Angelicales han escuchado semejante clamor y semejante faro de luz a emitirse. Nunca antes hemos enviado millones de ángeles para que se presenten y rodeen la Tierra.

En el Mundo Angelical nos revestimos de muchas formas, colores y energías. A veces nos presentamos como una sola gota de lluvia sobre su rostro. A veces nos presentamos como la brisa que roza su mejilla. A veces nos pueden ver en las nubes como una brillante luminosidad. A veces somos un único y minúsculo punto de luz, y otras, somos lo suficientemente grandes como para abarcar toda la Tierra. Variamos en tamaño, color y luz. Variamos en tareas y posición y en comprensión de los humanos.

Nosotros no somos quienes hemos caído de la muerte a su planeta. Somos una clase de seres totalmente distinta, una que escucha cada seña y llamado de ustedes. El Padre Celestial los envió para que estuvieran a cargo de nosotros. Finalmente, después de tanto tiempo, se nos libera para que hagamos nuestro trabajo, para amarlos y protegerlos. Cada uno de ustedes tiene una multitud de nosotros alrededor. Revoloteamos como mariposas en el rosedal de un palacio.

Al nacer, se les dio un ángel guardián. Nosotros venimos para permitirles experimentar la gracia, la gloria de la paz entre toda la agitación. Somos los que traen una sonrisa a su rostro en medio de un día frenético cuando por tan sólo un instante nos recuerdan y por un instante experimentan la paz.

¡Recuerden que somos reales! Somos tan reales como ustedes. Simplemente estamos en una frecuencia de luz distinta. Lloramos por ustedes, reímos con ustedes, hablamos de ustedes, pensamos en ustedes, porque estamos enamorados de ustedes. Estamos enamorados de sus alegrías y nos entristecen sus heridas. Porque cada parte de ustedes resuena con una parte de nosotros, pero necesitamos toda su atención mientras pasan por estas próximas secuencias de tiempo. Envíennos a los campos de batalla. Envíennos a quienes duermen con miedo. Envíennos a quienes sufren. Se nos debe enviar a toda la humanidad. Desafortunadamente, ustedes sólo nos llaman en momentos de desesperación, pero siempre estamos aquí.

Permítannos venir a su mundo, hacer sus mandados de luz, hacer sus diligencias de esperanza, hacer sus mandados de sanación. Nuestro trabajo es servir al creador por ustedes. No sigan acumulando cargas pesadas en su alma, permítannos, con su pedido, aligerar su carga literalmente.

Envíennos a aquellos por quienes se preocupan. Envíennos a quienes sólo piensan en sí mismos y en nadie más. Envíennos al día anterior de salir a la aventura. Los milagros se contienen en nuestros corazones y se liberan desde nuestros corazones hacia sus manos. Recíbanlos por medio de su convicción. Recíbanlos por medio de su fe.

El mismo Padre Celestial nos envía a la humanidad. Al principio mirábamos a los humanos con desdén, pensábamos cómo era posible que un ser tan inferior, una especie tan inferior, supiese cómo delegarnos, filamentos de luz tan bellamente perfilados. Al observarlos calladamente a través del tiempo, sabemos que ustedes tienen un gran corazón en su interior y una gran posibilidad para el futuro. Este conocimiento nos trae alegría. El saberlo nos ayuda a involucrarnos en sus asuntos cotidianos.

Porque como he dicho, somos diminutos y somos vastos, más allá de su conocimiento. Ustedes conocen a muchos de nuestros comandantes, tales como Miguel, Gabriel, Uriel y Rafael, pero ellos no son más que unos pocos de trillones y trillones de nosotros a la espera de su reconocimiento, a la espera de que nos pidan que entremos en sus vidas y en su corazón. Porque ése es nuestro trabajo y el Padre nos empuja a que lo hagamos. No podemos ser llamados a la acción a menos que ustedes lo hagan. Nos sentamos al filo de la luz, esperando su llamado como una jovencita enferma de amor la noche de una cita.

La verdad es que nos hemos enamorado de ustedes. Finalmente les hemos abierto nuestro corazón y todos los resentimientos del pasado se han disuelto. Ahora comprendemos los deseos y las ansias del Creador. Ahora comprendemos el destino de la humanidad. Porque al principio, su principio, no entendíamos. Así que permítannos amarlos y permítanse amarnos. Trabajaremos como un equipo, para ayudarlos a disolver todo el dolor de la Tierra.

Les pedimos que no dependan totalmente de nosotros, sino que nos usen como muletas y nos pongan debajo de un brazo, y algunos días, debajo de los dos. Permitan que los ayudemos a equilibrarse. Permitan que los ayudemos a sanar. Permitan que los ayudemos a traer más amor a sus matrimonios, a sus familias, a su vida. Somos mucho más que lo que comprenden. Los amamos. Los amamos de verdad. Les pedimos disculpas de corazón por cualquier tristeza que les hayamos causado en el inicio del tiempo. Comprendan que esta batalla que libran en la Tierra ha caído desde los cielos para ser representada en la Tierra. Permitan que vengan los ángeles de luz. Es hora de que reinstalen lo que se les ordenó divinamente que hicieran al principio; invoquen a los ángeles y ellos estarán aquí con una palabra, un pensamiento y una inhalación.

BENDICIONES DE LA MADRE
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Bienvenidas mis amores. Bienvenidas mis queridas. Yo soy la que entra en su corazón en este día con tanto amor y profundidad de propósito. Soy la que sostuvo al bebé, al Cristo niño en pañales cerca de mi corazón y lloró, pues sabía que no iba a vivir mucho tiempo en la Tierra. Soy la que tuvo que explicar a los aldeanos, a José, a mis padres, cómo me había embarazado y quién había traído al niño a mi cuerpo.

No se habla mucho de las situaciones que tuve que soportar. Personas que me señalaban con el dedo y que siempre me miraron con oscuridad en sus corazones. Los miembros de mi propia familia no creyeron hasta el día mismo de la Ascensión de Cristo. Incluso mi esposo José miraba al pequeño niño Jesús y no veía la divinidad en él. Ya que no fue sino hasta que mi hijo entró plenamente en su poder que él recibió el conocimiento y las enseñanzas de la Luz. Se embarcó en un viaje similar al que todos ustedes han emprendido. Aceptó ese viaje y se introdujo en más de su Dios. Parecía ser un niño normal, un hombre normal, un hijo normal. Desde el momento mismo de su nacimiento, se me mostró lo que iba a pasar. Se me mostró cómo iba a pasar. Y así lo amé y lo abracé y le enseñé como a un niño humano, como a cualquier niño humano. Todo el tiempo supe de la Presencia Divina en su interior.

La historia de la Estrella de Navidad, de la noche de su nacimiento está muy distorsionada. Porque ustedes están muy conscientes de que le tomaba varios meses a cualquier persona viajar la distancia que fuese en esa época y ese lugar. Y así, los sabios (reyes magos) vinieron en un momento, uno por uno. Los pastores llegaron en otro momento. Todo los que entraba donde estaba el cuerpo de este niño lo veía de forma diferente. una época diferente, una perspectiva distinta, una razón diferente. No es como se muestra la natividad en su mundo. Había un gran hedor en los establos. No era el lugar para que naciese un rey, pero él ingresó en las energías más humildes para convertirse en la gran luz que estaba destinado a ser.

No se quedó por ahí sin hacer nada esperando un relámpago de Dios siino que caminó y viajó y oró y lloró y se enojó a lo largo de su vida. Buscaba lo que sabía que vivía en su interior. Cuestionó lo que vivía en el interior de todos los demás. Y se convirtió en el más grande de los hombres, así como en un ser Crístico. No se hizo en un destello de luz, en la promesa de 3 sabios (reyes magos), ni en los pastores postrados de rodillas.

Hubo mucha tensión y angustia en nuestras vidas, en nuestros corazones, y en la relación entre José y yo, ya que él siempre cuestionó lo que había sucedido. Él tuvo la revelación de la manera más gloriosa, pero aún así no lo creyó. Era un hombre mucho mayor que yo, un hombre de corazón distante. No fue un matrimonio por amor. Fue un matrimonio arreglado y ordenado con anticipación, como lo eran todos en aquellos días y aquellos tiempos. Él no estuvo allí para mí en mi dolor, en mi tristeza, en mis enojos, y en mi confusión. Se mantuvo a distancia a propósito. Siempre se cuestionó íntimamente cómo había sido posible la santa concepción. No lo creía plenamente y esto le causó mucha tristeza en la vida, en lo que a mí respecta. Era un gran hombre por mérito propio, pero no era el marido que yo hubiera elegido, ya que a decir verdad, yo ni siquiera quería un marido. Yo quería tener al niño a mi manera, pero eso estaba prohibido en aquellos tiempos. Yo quería llevar al niño al templo de los esenios y permitirle crecer en ese templo y que lo instruyeran en las antiguas enseñanzas. Él pasó mucho tiempo allí de todos modos y, finalmente, nos separamos cuando se fue a la escuela.

Hablo de esto porque quiero llevar claridad a sus corazones y la comprensión de lo que realmente es la natividad, porque la mayoría de la gente es ingenua y piensa en ella como se la describe. Les hablo de la humanidad de mi hijo, porque también son muy conscientes de su humanidad y también muy conscientes de su divinidad. Este es un momento en su mundo cuando la divinidad de ustedes está más cerca de florecer plenamente de lo que haya estado jamás. Su humanidad sabe esto y le teme. Pero la divinidad de ustedes, la Luz de ustedes les tiende la mano y dice, “Ven conmigo, niño”. Entonces lo que yo les digo en este tiempo de Navidad es que hagan como yo, y abracen su humanidad en un formato de divinidad así como yo abrazo al Cristo niño como mi hijo, no como el Hijo de Dios, ¡sino como mi hijo! Siempre fue mi hijo.

La energía de la muerte se está haciendo presente en su tierra, a medida que todas las viejas formas de pensar se marchan, desaparecen y mueren. A medida que todas las viejas estructuras de lo que alguna vez se sostuvo como verdad pasan a mejor vida, la muerte no tiene que venir a su cuerpo físico y deben decretar eso. Suelten la caminata de muerte que alguna vez pensaron era una necesidad. Deben invertir la entropía que ha entrado en las células de su cuerpo, creyendo que pueden y van a vivir para siempre. Háblenles a las células como un comandante en jefe, iluminándolas con sus palabras, con sus esperanzas, y con sus deseos de ser más. MÁS que sólo espíritu sin carne –para convertirse en carne y espíritu y espíritu y carne en uno.

Mi hijo vino a decirles que podían hacer más, hechos muchos más grandes que él, que su cuerpo físico puede y va a ascender. Y eso es lo que han olvidado. Entren en el próximo año sabiendo que mi cuerpo está entrando en la luz, y mi luz está entrando en el cuerpo. Y eso es lo que se me prometió. Y lo que se prometió, será.

Hónrense a sí mismas como mujeres, algunas de ustedes como madres, algunas de ustedes como esposas, algunas de ustedes como futuras esposas. Porque en su interior tienen suavidad, un amor, un anhelo, y un viaje que ningún otro puede hacer. La Sagrada Familia camina en sus células, en su sangre, y en sus pensamientos. Y con el tiempo cada una de ustedes lo recordó. Para cada una de ustedes, al entrar el hombre en sus vidas y al permanecer el hombre en sus vidas, siempre hay una parte de ese hombre que es similar a mi marido José. Una parte de ese hombre en algún nivel duda de algo muy profundo y significativo y cierto que ustedes dijeron. Esta energía la llevan todas las mujeres. No permitan que les aten los pies ni aten su corazón. Elévense por encima del juicio de los demás, los pensamientos de los demás, las palabras de los demás, y las indiscreciones de los demás. Desde el principio a las mujeres no se les ha creído. Se las ha visto como una raza de engañadoras, traicioneras y traicionadas, que no honran. En el próximo año esto será muy evidente.

No se mientan a sí mismas de ninguna manera ni forma. Y no les mientan a los demás. Han mentido muchas veces para protegerse de ser heridas, de ser vistas, de ser asesinadas. Han mentido acerca de sus emociones, sus sentimientos, sus amores y sus odios. Y ahora es el momento de ser sinceras y presentar esa verdad de una manera gloriosa, sin miedo de ser abandonadas. En ese momento yo, la Madre María, me voy. Sientan mi presencia en su corazón. Permítanme pasar a través de ustedes esta vez. Permítanme usarlas. Permítanme el lujo de su cuerpo, de su pensamiento, de sus palabras, y de sus acciones. Me voy.

Que la Verdadera Luz de las Festividades se Irradie a Través de Todas sus Acciones

No duden ni teman ni permitan que las frenéticas energías externas controlen cada uno de sus movimientos en esta estación de milagros.

Este es su momento, llévenlo bien. Conviértanse en el amo de su destino al hacer elecciones más elevadas que los lleven a un espacio de libertad. Agradezcan todo lo que son y todo lo que está relacionado con ustedes, porque ustedes son también el creador de ese universo.

Dejen que los cinco dedos del ser los dirijan en una nueva dirección que los sostendrá y les permitirá ser todo lo que nacieron para ser. Dejen de luchar contra las corrientes de su vida y de ir a la deriva de drama en drama. Gasten su tiempo y energía sabiamente en su modo creativo que corre a toda velocidad todo el tiempo.

Conviértanse en aquello que anhelan ser en su corazón interno. Conviértanse en el cuadro mental mientras aceptan la mayor convicción de propósito. No insultan a Dios al tratar de ser mejores. Al competir con la luz superior, su universo se aburre y se entretendrá de maneras que no siempre serán de fácil manejo para los humanos.

En la energía de la Navidad entren en su naturaleza Crística con propósito y con plan. Planeen ser un mejor humano con un vasto propósito. Escuchen las señales y oigan al futuro mientras llama su atención. Cada día se les dará una serie de energías para contemplar. Dentro de cada intersección hay un panel de opciones que también se les pide que observen. En ese punto de la visión interna y elección universal, dejen que su corazón sea el que vote con propósito e intención pura. Luego avancen rápidamente hacia esa apertura.

Todos y cada día escuchen con el corazón y luego pasen a ese pensamiento. Sigan su luz mientras los conecta con una persona, lugar o cosa. Sigan su luz mientras los conduce como un faro hacia un lugar de elección celestial. La elección es el Gran Maestro de todas las energías humanas pues consume a la humanidad las 24 hs del día. Las personas siempre están en un momento de elección. Pidan elegir más alto y más sabiamente y en amor y luego retrocedan y observen el espectáculo de luz cambiar en hologramas de milagros y bendiciones para todos.

Cada gesto de bondad que hacen viaja a través del espacio y el tiempo y toca a todos en su marcha hacia el principio. Ustedes tocan a la Divinidad misma, a la Fuente, con cada acción e inacción, sepan siempre esto y luego elijan caminar por la línea fina de la creación. Den a quienes no lo esperan, den anónimamente con ahínco. Den sus plegarias silenciosas por otro que pasa a su lado por la calle, den sin pensar, dejando que sea una forma de vida, no algo de la estación.


HABLA LA LUZ DE CRISTO…
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Ustedes han pedido por mí, me han gritado. Me han amado y me han odiado. Han mirado mis imágenes con fuego en los ojos y han mirado mis imágenes con lágrimas en los ojos, pero siempre, hija/hijo, yo los he mirado con amor.

Se enojan conmigo y quienes son como yo, porque no contestamos sus preguntas. No las desplegamos como un banquete para ustedes. No les damos indicaciones para el próximo paso o giro. Lo hacemos porque los amamos. Lo hacemos porque sabemos que sólo mediante sus propias contrariedades y su propia tristeza y sus propias pruebas y tribulaciones, van a encontrar la llave para abrir la puerta que nunca estuvo cerrada, y menos aún con cerrojo.

Hay una gran frustración en la humanidad mientras sigue olvidando su divinidad. Uno toma todo literalmente y no ve las energías entre las vocales, las consonantes y las palabras. Lo que no ven es lo que contiene la verdad para ustedes. Lo que no pueden decir es lo que les da las respuestas que buscan, y aquellos que no los quieren son quienes les dan el regalo del más grande amor de todos.

Miren donde no hay nada. Miren entre los alientos, los latidos del corazón, los suspiros, los sonidos de la vida, lo que estás buscando.

Ustedes actúan como si leyeran un guión. Visten la prenda que el hombre ha usado a través del tiempo y esa prenda los hace actuar como siempre actuó el hombre, los hace reaccionar como siempre reaccionó. Su humanidad se les da sólo como un manto. Llega un momento en la vida en que deben quitarse ese manto y verse tal como son en realidad. Las palabras de otros, las infracciones de otros, las injusticias de otros, sólo se pueden adherir al manto de lo humano y van a resbalar en la desnudez de su divinidad. Están a punto de quitarse el manto y saber que lo que parece ser, no es.

Yo soy todo lo que ustedes no pueden ver. Soy el espacio entre las alas del colibrí. Soy el silencio en medio del zumbido de las abejas. Yo soy, como ustedes, todo lo que está en el medio. La Tierra es un campo de juego, una ilusión, no existe en realidad. Lo comprenderán cuando permanezcan en el lugar intermedio el tiempo suficiente. Que nada en la Tierra los pueda lastimar ni adherirse a ustedes a menos que lo permitan. Que todas estas cosas de las que han hablado y por las que se han preocupado no sean más que piezas del juego y que la vida sea el juego. Ustedes reaccionan ante la forma en que ese individuo y esa persona mueven su pieza del juego. En cada interacción se les da una apertura y una invitación a una lección divina y a una verdad divina.

Muchas de las personas a las que les enseñan y aman van continuamente en una dirección que parece regresiva o negativa, pero una vez más, no lo es. Ustedes se han vuelto a poner el manto humano y han iniciado el programa de juzgar. No están aquí para salvar a nadie. En realidad, están aquí para aprender por ustedes mismos. En realidad, están aquí para mí, son mis estudiantes, son mi esperanza, son mi amor.

En verdad estoy aquí para el elemento padre y la luz madre. Hasta el Dios que conocen es limitado y está aquí representando una frecuencia aún más elevada del universo. La palabra universo en sí misma también es limitada. Todos somos octavas separadas de la misma luz, cada uno de nosotros se vuelve un poquito más denso, un poquito más físico, un poquito más programado, hasta que un día la misma parte más densa de la luz, o lo que han denominado luz, recuerda que es más, y entonces el siguiente nivel recuerda que es más y el siguiente, y el siguiente, y el siguiente.

En este punto de la evolución y la existencia, la humanidad ha recordado dónde va a residir. Verán su vida y no reaccionarán ante ella, sólo la amarán. Porque cada situación que se dieron a sí mismos es un regalo y lo van a desenvolver ya sea hoy o dentro de cien años, eso no importa. En ese desenvolver se van a encontrar a ustedes mismos. Incluso al descubrir quiénes son, van a comprender que no son más que una gota de luz en el océano de toda existencia. Ustedes son una gota consciente así como la estructura molecular misma de su humanidad es una gota consciente, así como la Tierra misma no es más que una gota consciente, así como su sistema solar no es más que una gota consciente.

Todo elige el lugar en el que está. En este punto, se ama a sí mismo y luego se libera para convertirse en más. No tengan expectativas para este planeta, porque con sus expectativas limitan el resultado de lo que será. Con sus expectativas, crean algo inferior, ya sea una expectativa del clima, de mí, de sus estudiantes, de sus seres queridos. Sólo por tener expectativas, crean algo inferior.

Son 100% responsables de ustedes y su conciencia expandida hacia más luz y más pensamiento y más amor, pero no son responsables por nada más. Es siempre para ustedes. Para la divinidad en ustedes, para lo Crístico, para lo sagrado en ustedes. Cuando suelten lo que hacen por otros, entonces habrán encontrado un lugar de amor. Entonces habrán encontrado otra habitación de la mansión y entonces habrán encontrado lo que tanto buscan en este momento y en este lugar. Todo lo demás es crear miedos y limitaciones.

Si toda la humanidad recordara de repente, entonces esta Tierra desaparecería, porque ya no sería necesaria. No es más que un “lugar de remembranza”, y eso es todo. Todo lo vivo responde a sus pensamientos, sus miedos, sus capacidades, sus incapacidades, sus limitaciones, sus percepciones. La vida les da lo que ustedes creen que merecen.

Permítanme ir a ustedes. No estoy más que a un aliento de distancia, a un pelo de distancia; entren en mi cuarto. Ustedes me invitan con frecuencia a ir a ustedes, vengan a mí. No van a perder su humanidad como creen. Vengan a mi sector de la mansión, visítenme. Déjenme apartar el cabello de sus ojos para que puedan ver con claridad. Déjenme quitarles las cataratas del alma y pulirlas para ustedes. Déjenme darles los contactos de nueva luz que tanto buscan. Vayan por su día con paz tal como yo se las doy. Su inquietud interior es una invitación para mí. Va a desaparecer en un minuto si así lo determinan y desean. Suelten las ideas preconcebidas de quiénes son y por qué están aquí.

Todos estamos cortados de la misma tela; somos del mismo tejido de luz. Pintamos nuestros rostros como disfraz para apaciguarnos y agradar a otros. Nos subimos a pedestales para estar por encima de todo cuando el plano de existencia es un plano parejo. Háganlo siempre por ustedes, por la divinidad en su interior, por lo Crístico dentro de ustedes.

YO SOY LA PRIMERA EN DARLES
Habla la Madre María
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan


Yo soy la esencia, la luz, el sonido, y el pensamiento de María. Yo represento a la Madre fundamental, la Madre Divina, la Mujer Divina, la que sacrificó todo al llegar a la plenitud de su ser. Después del momento de la Ascensión de mi Hijo, fui escoltada lejos para no volver a ser vista. Las energías me mantuvieron secuestrada para protegerme en mi luz, en mi cuerpo y en mi corazón.

Muchas de ustedes en sus existencias a través del espacio y del tiempo, a menudo han sido alejadas de aquellos que amaban, de aquellos que les eran familiares, de aquellos que ustedes consideraban su familia. En este momento en esta intersección del cielo y la tierra, de estrellas y sol, es hora de volver y sanar esa esencia profunda en su interior que todavía se lamenta por lo que pudo haber sido, lo que debió haber sido, y lo que no fue. La sensación de estar separadas, de ser abandonadas, y sin embargo al mismo tiempo, la sensación de ser protegidas por su propio bien. .

La Madre Divina, la Mujer Divina, se encuentra en el centro de su viaje de sanación. Ella camina por las largas orillas del ser, descalza, a menudo cortándose con las esquirlas y los sudarios del pasado. Camina descalza y con el alma desnuda y el corazón desnudo hacia su futuro. Busca un tiempo más allá de la concepción humana. La Mujer Divina, la Madre Divina, completa un ciclo y entra en su Corazón Cósmico y en su Ser Cósmico pues ya no se lame las heridas del pasado, ya no acampa ni duerme sobre los esqueletos de lo que fue. Ella se mueve rápidamente y sin embargo lenta, suavemente y sin embargo profundamente hacia un futuro que está incrustado genéticamente en su interior.

En el escenario de la vida frente a todas las mujeres de la Tierra se encuentra una silla, un asiento de ubicación elevada, una silla para la realeza, un lugar donde nadie parece residir. Cada una de ustedes la mira preguntándose: ¿quién vendrá a sentarse en esa silla, quién vendrá a tomar ese lugar destacado, a quién estamos esperando? La silla da un paso al frente e inclina su cabeza y hace una reverencia ante ustedes. Porque reconoce que cada una de ustedes es de la realeza, la Elegida, la Madre Divina que está destinada a sentarse en ella.

Cada una de ustedes ha dado a luz Niños Crísticos. Cada una de ustedes ha perdido Niños Crísticos a través del tiempo y el espacio. Cada posición que han vestido a través del tiempo cae ahora de su cuello mientras vuelve a convertirse en polvo. Se las enciende hacia un lugar de Realeza dentro de ustedes mismas. Entran finalmente en el Reino Por Venir, sintiéndose como si fueran la Reina del Universo. Yo coloco estas 3 sillas vacías de Realeza frente a cada uno de sus corazones y cada uno de sus días y les pido que las prueben. Igual que en la fábula de Ricitos de Oro, probando las 3 sillas, las 3 camas, los 3 tazones, pruébenlas, queridas Hijas de las Estrellas, Hermanas de la Luz y Madres del Niño Crístico. Les pido que se sienten en plenitud, permitiendo que el chakra de la raíz de su ser entre en contacto con las sagradas envolturas de lo que está por venir.

Siéntense allí completamente elevadas –aunque sólo sea unas pocas pulgadas– de lo mundano y la monotonía de su vida diaria. Permitan que las moléculas en este nivel elevado les sirvan, se inclinen ante ustedes, las admiren, creen sus anhelos, deseos y órdenes, porque ustedes han servido y han servido bien. El tiempo de conmensurar ese servicio está a mano. Ustedes han servido una y otra vez, dimensión tras dimensión, estrella, planeta, luna, gente, animal, vida, muerte. Ustedes han servido. Y han servido sin llorar ni suplicar para recibir su lugar divino, para recibir lo que les debe toda la vida, toda la gente, todas las estrellas. Y así han acumulado tesoros, montones de tesoros, montones de regalos por venir, generosos, abundantes cornucopias. Pero no han recibido. Y ahora les digo queridas Hijas de la Luz que se sienten en esta silla, este lugar Real de Luz, que suban y se sienten y miren sobre toda la creación y permitan que la Creación les dé a ustedes.

Celebren los 365 días de su nacimiento, de su vida, de su servicio y de sí mismas. Porque las mujeres han permanecido en el trasfondo por demasiado tiempo. Han sollozado y llorado en la noche. Han visto injusticia tras injusticia. Ataron sus manos y cosieron sus bocas. Pero ahora se sientan en un lugar, en un momento y en un portal de coronación recibiendo a través del corazón los regalos que las han esperado pacientemente a través de todo el tiempo eterno. Ustedes han refregado los pisos, han limpiado los traseros y han secado las lágrimas de todo y a todos los que han amado. Y no, no recibieron nada. Incluso en el pasado, las mujeres de poder, las mujeres de abundancia, no recibieron en plenitud, porque las escondieron detrás de los pantalones de sus esposos como ciudadanas de segunda clase.

Pero yo, María, Reina del Universo, vengo a proclamarles que ahora ustedes están unidas y encendidas en Coronación Sagrada mientras reciben su Corona de Luz como la Reina de su Vida. Una reina que se sienta con lágrimas rodando por su rostro mientras contempla toda la abundancia que viene hacia ella. Una reina que se siente culpable mientras recibe y recibe todo lo que la vida y la luz tienen para ofrecer. Pero es en este punto de recibir que ustedes abren un portal para que todos los corazones de la humanidad también reciban esta abundancia. Saber que están en servicio al recibir lo hará más fácil para ustedes, queridas. Celebren cada día como un cumpleaños, un día especial, un día de luz, un día de remembranza y un día para recibir.

Reciban estos pequeños dones del espíritu día tras día. No dejen que pase un día sin esperar gratitud –gratitud de las energías a las que ustedes han servido a través de toda su existencia. Finalmente el círculo se completa. Se ha cerrado en una Flor de Luz en este punto de recibir. Esto se presenta a todas las mujeres de la Tierra que han elegido encarnar como mujeres en este tiempo. Vendrá el tiempo en que los hombres recibirán la misma realización en una ecuación equilibrada.

Como mujeres, siempre estuvieron en el pórtico trasero de su vida, en la parte trasera del ómnibus, la parte trasera del carruaje, la parte trasera del tren, la parte trasera del fogón. Y ahora están al frente. Permitan que estas palabras las sanen. Coman de ellas. Beban de ellas. Y llenen su ser con ellas porque ustedes acompañan a toda vida hacia una ceremonia de clausura. Y en esa ceremonia de clausura serán iniciadas en la Tierra de la Abundancia, en el Reino y Dominio de la Reina para recibir, y en los tesoros ocultos de la luz. Yo soy María. Las dejo con estos pensamientos y palabras y dones, porque yo soy la primera en darles.

Creado, Canalizado, Publicado y Registrado con amor por Gillian MacBeth-LouthanGillian MacBeth-Louthan

PO Box 217 - Dandridge, Tennessee - USA
37725-0217
http://www.thequantumawakening.com/
thequantumawakening@hughes.net
Traducción: Margarita López
Edición: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada